¿Está relacionado el himen con la virginidad?

Por supuesto. ¿Creías que iba a decir que no? Párate a pensar. Alguna relación tiene que tener cuando, desde que empezamos a sentir curiosidad, oímos la “palabrita” siempre, junto a la otra Gran palabra: Virginidad. Otra cosa es que sea una relación psicológica o equivocada, vamos a ver.


El himen: tan hablado y tan poco conocido

La palabra Himen deriva de “himeneos”, el Dios griego del amor, que era invocado a las bodas mediante “himnos”.

El himen es una membrana que se encuentra en la entrada de la vagina, protegiéndola de posibles infecciones. Esta membrana varía de una mujer a otra y, en casos excepcionales, hay quien nace sin ella.

Cuando las mujeres llegan a la pubertad comienzan a menstruar. ¿Por dónde sale la “regla” si el himen tapona la vagina? El caso es que el himen no está cerrado totalmente. De una forma u otra, todos los hímenes poseen orificios por los que puede salir la regla. Y los casos en los que esto no es así, es necesaria una pequeña operación para permitir la salida de la menstruación.

El himen varía en tamaño y forma de una mujer a otra, igual que la forma de los ojos o de la nariz. Cuanto más elástico sea el himen, durante más tiempo mantendrá su forma original. Cuando el himen es rígido es más fácil que se produzca un desgarro y que varíe. Una vez sabido esto es más fácil de entender que el himen pueda romperse, desgarrarse, en más de una ocasión. Dependiendo de cómo se haya producido la rotura vendrá acompañada, o no, de sangrado.

Se oyen muchas leyendas urbanas de si se puede romper el himen montando a caballo o en bicicleta. No me voy a meter en si es cierto o no, voy a plantear una cuestión más sencilla, más del día a día de nuestras jovencitas: ¿qué pasa si usamos tampones o copas menstruales en la adolescencia?

Dependiendo de la elasticidad del himen, y de la forma en que se introduzca, el himen se desgarrará. (Entonces… ¿ya no eres virgen?)


Virgen, Virginidad

Recuerdo la época en la que la palabra empezó a sonar a mi alrededor. Mucho antes de que yo pensara siquiera en mantener relaciones sexuales. Ni siquiera nos planteábamos si nuestras compañeras eran o no vírgenes. Y “Virgen”, no tenía nada que ver con los chicos.

Virgen, virginidad, himen… todo iba de la mano. No se hablaba de una sin nombrar al otro. Nos contábamos cosas entre las amigas, suposiciones, cosas que habíamos oído o leído en alguna revista de adolescentes.

El caso es que, cuando hablábamos de virginidad, relacionábamos esta con la rotura del himen. Dábamos por supuesto que el himen se rompía cuando manteníamos nuestra primera relación sexual.

Tras una temporada descubriendo cosas nuevas, chismorreando con las amigas, nos cerramos en banda, dejamos de hablar de sexo y de sexualidad, dejamos de investigar. Y nos quedamos con todas aquellas conversaciones en las que no se sabía lo que era cierto y lo que no. De modo que, con el paso del tiempo, se convierten en creencias profundas, muy difíciles de superar.

Y ahí es donde llegan los problemas. Porque no solo las mujeres hablamos. Los chicos también lo hacen. Y llega nuestra primera relación con penetración. Y a lo mejor sangramos, pero a lo mejor no. Y si es que no comienzan las dudas, comienzan los dolores de cabeza…

La Virginidad es el estado en el que te encuentras antes de haber mantenido relaciones sexuales con penetración. Puede que tengas el himen intacto, o puede que no, el caso es que nunca antes habías mantenido este tipo de relación. Hay mujeres que, gracias a la elasticidad de su himen, llegan al parto sin que su himen haya sufrido ningún desgarro… cada himen es un mundo, ¡cada mujer es un mundo!


Entonces… ¿está relacionado el himen con la virginidad?

Socialmente si, lo está. Hace falta más información para que la Sociedad deje de relacionar lo uno con lo otro.

Científicamente: NO.


¿Merece la pena que pasemos esta información a las generaciones de jóvenes que nos pisan los talones? Yo creo que si, la información es poder suele decirse. ¡Démosles información para que sean capaces de actuar en consecuencia!


© 2019 by ErikaGBurgos con wix.com

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso Legal

Contacto:

Tlf. 615 75 65 63