Bolas chinas

La primera vez que oí hablar de los “ejercicios de Kegel”, y de las bolas chinas, yo tenía 18 años. Era aficionada a una revista de adolescentes en la que “te enseñaban” cosas acerca del sexo, de maquillaje, de las relaciones, de cómo hacer disfrutar más. Durante una temporada, cada vez que me acordaba los practicaba, estuviera donde estuviera. Pero es difícil ser constante, y finalmente dejé de practicar. Años más tarde, después del parto, me regalaron unas bolas chinas. Mis primeras bolas chinas.


Beneficios de las Bolas Chinas

Se dice que las bolas chinas fueron creadas por un señor feudal japonés. No quería “perder el tiempo” en preliminares con sus concubinas, así que les introducía unas bolas de marfil para que estuviesen bien lubricadas cuando él llegara. Un invento sencillo que trajo muchos más beneficios:

  • Mejoran el tono de la vagina.

  • Aumentan la sensibilidad de la zona, con lo que se potencia la sensación orgásmica.

  • Aumenta la lubricación de la mujer.

  • Mejora el rendimiento sexual.

  • Ayuda a prevenir la incontinencia urinaria.


¿Qué son las Bolas Chinas?

De esta forma, con el movimiento, la bola pequeña del interior choca contra las paredes de la bola externa y produce pequeñas vibraciones en nuestra vagina. Estas vibraciones resultan placenteras, nos ayudan a ponernos a tono, a lubricar.

Hoy en día podemos encontrar más tipos de Bolas Chinas en el mercado. Así, si tu suelo pélvico ha sufrido mucho y no es capaz de sostener las Bolas Chinas dentro de tu vagina, existe la Bola China de una sola bola. Puedes empezar con ella.


¿Cómo usar las Bolas Chinas?

Si quieres ser constante y mejorar tu suelo pélvico tienes que crear un hábito. Acostúmbrate a ponerlas cuando vayas a realizar alguna actividad habitual.Cada una las utiliza como mejor le parece. Hay mujeres que se las ponen para pasear, otras para planchar, para salir de cena, para jugar con la pareja,... Lo importante es encontrar el momento.

Puede que al principio no seas capaz de sostenerlas mucho tiempo en tu interior. No pasa nada. Si eres constante verás como, poco a poco, eres capaz de sostenerlas durante más tiempo. 15 minutos al día es suficiente para mantener un buen tono muscular.

© 2019 by ErikaGBurgos con wix.com

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso Legal

Contacto:

Tlf. 615 75 65 63