Bajar de peso: ¿solución a todos tus problemas?

Nunca he hecho dieta. No es porque haya estado flaca toda la vida, ¡Qué va! es, simplemente, porque no tengo fuerza de voluntad para bajar de peso haciendo dieta. Ni medios, ni tiempo, ni ganas, para qué nos vamos a engañar. Así que nunca me he planteado hacerlo. Creo que la vez que más cerca estuve fue cuando tenía 16 ó 17 años. No sé de dónde me vino la idea, supongo que de una de las muchas revistas que leía de consejos. El caso es que decidí estar tres días a base de manzanas para bajar de peso. Me gustan las manzanas, de siempre. No lo conseguí. No sé cómo te sentirás cuando te hacen un lavado de estómago, así que no puedo asegurar que sea la misma sensación, pero vamos, que yo me sentía así. Creo que me comí dos manzanas antes de decidir que eso no era para mí. Han pasado 20 años y sigo aquí. Unas veces con más kilos y otras con menos, y no siempre han coincidido mis épocas de “guapo subido” con las temporadas en las que he estado más delgada. Ahí queda eso.


¿Hasta qué punto influye el peso en tu bienestar?

El año pasado engordé 5-6 kilos. Puede que para otra persona eso no sea mucho, pero para mí, con mi estatura, es una barbaridad, o eso es lo que yo pensaba. En cualquier caso, no me preocupé. Todo lo que sube baja, suelen decir, y yo hago ejercicio, así que dejando de lado las gominolas, seguí con mi vida como si nada “sabiendo” que en unos meses esos kilos bajarían. Jejeje… ¿adivináis?

Tenemos la manía de pensar que tenemos que tener un peso determinado, como si llegando a ese peso estuviésemos de muerte, jeje. Yo, con esos kilos que gané (si, en pasado, porque ya vaya a bajar de peso o, al menos, no tanto), me encuentro mejor que hace algunos años en los que pesaba menos. Más vieja, más gorda y me encuentro mejor… pues sí que soy rara ehh!!!


¿Para qué queremos bajar de peso?

Lo que voy a decir ahora os va a sonar a tópico, lo sé. Pero me voy a arriesgar de todas formas. ¿Por qué nos gusta la gente delgada?, ¿acaso es más guapa?, ¿más atractiva? Realmente, esto no es así. Nadie busca “porno con mujer flaca” y sí que hay bastannnnte gente que busca en google “sexo mujer gorda”. Tenemos que estar delgadas… pero el relleno de algunos sujetadores es para asustarse (¿qué pasa cuando te quitas esa cosa?). La Sociedad hace que queramos cuerpos imposibles. Y no digo esto dando a entender que esos cuerpos “perfectos” son muy difíciles de mantener, qué va. Lo que quiero decir es que esos cuerpos que nos han vendido son, en muchos casos, antinaturales. Artificiales. Yo lo comparo con el maquillaje. Para mí, un buen maquillaje es el que no se nota, el que te hace sentirte bien sin parecer un disfraz. Cuando el maquillaje es exagerado, cuando es artificial, no me gusta, prefiero las cosas reales, las cosas de verdad. Entonces, ¿por qué pretendemos ser lo que no somos?

Lo bonito de cada persona es su personalidad, por dentro y por fuera. Lo bueno que tenemos es todo aquello que nos hace ser seres únicos, especiales. ¿Por qué nos empeñamos en ser todas iguales?


A gusto conmigo misma

Si yo me siento bien, si me arreglo para estar a gusto, para gustarme (no pienses que es un tópico, funciona!!!)… entonces ¿qué más me da lo que piensen los demás? Lo que está claro es que si nos machacamos, si no nos molestamos en sacar lo mejor de nosotras, si vamos por la vida quejándonos de lo que nos falta, de lo que nos sobra, de lo que… entonces si que no vamos a gustar a nadie. ¿A quién vas a gustar si ni siquiera te quieres tú?

Cuando me he sentado a escribir lo he hecho con una idea clara en la cabeza. Sabía lo que quería decir. Pues bien, confieso que no lo he conseguido. Me he emocionado al escribir y no he contado nada de lo que pretendía contar. Mi intención era hablar de la diferencia entre el peso y la talla, y cómo nos presionamos para usar una determinada talla y bla bla bla.

Últimamente he podido pensar en todas estas cosas y ha dado resultado. He visto la luz, todo un descubrimiento para mí que, pienso, me va a hacer la vida mucho más llevadera a partir de ahora.

Así que me queda pendiente hablar de ese gran descubrimiento dejando de lado todo lo que tiene que ver con bajar de peso.

P.D.: todo lo que he dicho ha sido refiriéndome a gente que está dentro de sus límites saludables, le guste o no cómo está. Está claro que hay personas que, por salud, deberían subir o bajar de peso independientemente de los gustos estéticos que posean.#HablemosDeSexo


© 2019 by ErikaGBurgos con wix.com

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso Legal

Contacto:

Tlf. 615 75 65 63